10 robots para enseñar programación a los más jóvenes

 

 

1. Lego Mindstorms.

lego mindstorms

Creado en colaboración con el MIT y orientado para niños a partir de los diez años, este proyecto tiene sus cimientos en la filosofía de producto clásica de Lego. A partir de piezas sencillas los jóvenes podrán crear sus propios robots con la complejidad que ellos deseen darles, y programarlos para que compitan o luchen entre ellos.

 

2. Dash & Dot.

dash and dot

Este robot pensado para los más pequeños se caracteriza especialmente por su simpática estética, que ayuda a que el primer acercamiento a la robótica de los niños sea desde la confianza y no desde la cautela o el miedo que podría provocar un robot menos agraciado, además tiene múltiples funciones y formas de jugar con él que lo convierten en un producto muy completo.

 

3. Printbot bq.

printbot bq

 

Este fantástico kit creado por la empresa española BQ contiene todo lo necesario para dar los primeros pasos en una aventura que quizá atrape a los jóvenes para siempre y los convierta en grandes robotistas. Multitud de piezas, sensores y herramientas con las que podrán montar sus Printbot y aprender un lenguaje de programación. Además de contar con todo el apoyo de la cada vez más grande comunidad BQ y de su genial soporte técnico, que siempre está ahí para solucionar cualquier duda.

 

4. Code-A-Pillar.

Este robot de la marca Fisher-Price está diseñado para estimular desde la más tierna infancia a los rapaces. Con este juguete asimilan los rudimentos de la programación, de modo que cuando crezcan tengan ya las bases asentadas que les permitirán aprender con facilidad lenguajes más avanzados. Cada una de las piezas de esta oruguita contiene una instrucción diferente, y en función de cómo estén colocadas el robot llevará a cabo acciones diferentes.

5. Robot Cubetto de Primotoys.

 

cubetto primo robot niños

Los pequeños entre 4 y 7 años de edad podrán dar sus primeros pasos en el mundo de la robótica y del pensamiento lógico introduciendo sencillas instrucciones en un panel que hará que Cubetto, el simpático robot de madera, se mueva y efectúe acciones según las órdenes que hayan programado para él.

 

 

6. Lego WeDo.

 

lego wedo

Otra gran propuesta de Lego para que los jóvenes aprendan a programar. Con Lego WeDo se pone a disposición de los nuevos robotistas una amplia gama de piezas y actuadores, además de un software sencillo que podrán asimilar rápidamente para empezar sin demora a llevar a cabo sus experimentos y proyectos. Además Lego ofrece gran cantidad de ideas e información en su página web.

7. Cebek, el brazo robótico.

 

cebek brazo robot

Los brazos robóticos forman del día a día de muchas industrias, y siempre han sido uno de los autómatas por los que muchos jóvenes han sentido gran curiosidad. Cebek, el brazo robótico pensado para chavales a partir de los 10 años, los hará disfrutar y aprender a muchos niveles diferentes. Primero ensamblando el brazo y a continuación programándolo ya sea con un microprocesador como Arduino, desde el PC o con su propio mando. Las posibilidades son innumerables.

 

8. Bee-bot.

bee bot

Este colorido robot con forma de abeja está pensado para niños de entre 3 y 7 años de edad. Es capaz de memorizar hasta 40 instrucciones que incluyen desplazamientos y giros. Utilizado en el ámbito escolar, ya que con él los niños no sólo dan sus primeros pasos en el mundo de la robótica, sino que adquieren habilidades tan importantes como planificación, previsión y trabajo en equipo para poder resolver los juegos que se proponen con Bee Bot.

 

9. Kibo.

El robot Kibo, de la empresa KinderLab Robotics, es una fantástica forma de que los más pequeños de la casa le cojan el gustillo al mundo de los robots y asimilen los fundamentos de la programación. Se trata de un robot que se programa encadenando las órdenes en intuitivas piezas de madera y que no requiere de más elementos externos como teléfonos u ordenadores para hacerlo funcionar.

 

10. Kit de electrónica espacial de LittleBits.

 

electrónica espacial LittleBits

Y por último, el juguete con el que muchos de nosotros soñamos de pequeños. Diseñado en colaboración con ingenieros de la NASA, el kit de electrónica espacial de la empresa LittleBits incluye un montón de sensores y experimentos con los que los jóvenes investigadores podrán tener su primera experiencia del mundo de la exploración espacial, pudiendo montar además su propio Mars Rover o una versión en miniatura de la Estación Espacial Internacional.

 

¿Te ha gustado?